domingo, 11 de diciembre de 2011

Escepticismo


  Caminos… Caminos ocultos de aquel mapa que adrede perdí, hoy los vuelvo a trotar como si nunca los hubiese abandonado.  Banderas con tu nombre hay pero esquivo la mirada y no las veo.

  Mis sueños por ahí andaban, pero tuve que despertar y perderlos. Tu presencia se desvaneció y dio fruto a una victoria. Una victoria por la que vienes a reclamar tu premio?

  Y mi desdicha está en duda, mi fortuna no sabe en qué caja guardarse, en highline mi vida se abordo, y casi escalo el Uritorco. Y casi…

  Tu corazón hace malabares con navajas, estas a punto de cortarte y aun esperas una respuesta… Alguien que te diga que hacer… Perderás el ritmo y te clavaras de tanto esperar. Y perderás así al personaje ese que por ti todo lo dio. Te acuerdas del poeta?.

  Vienes y te vas, te vas y vienes sola. En la calle eres libre, pero tu corazón bien sabes que tiene dueño. Tu cuerpo también, lo has obsequiado varias veces pero nunca con tanto agrado como solo de vez en cuando.

  El caballero ingles, bien parado y astuto con la frente marchita mira, observa que será de ella. Con una mano en el mentón y la otra en el pecho, con nauseas inmundas no logra comprender.

La zorra de la esquina rebolea la pollera y él pasa por su lado y le arroja tan solo un billete de a 100, sin replica sigue su camino… Él ya ha perdido interés.

  En ese laberinto los ratones se enceguecieron, vayan a donde vayan siempre se vuelven a encontrar… Van separados, pero siempre se encuentran sin verse.

  Piénsalo bien antes de  subir mis escaleras!!! Piénsalo bien antes de contaminar el aire de mi cuarto con aroma a sexo… 
Puede que me enamore un poco mas… 
Puede que te odie un poco mas…


L.B.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario