martes, 20 de diciembre de 2011

Carta


Mis años, mis días, mis horas.
Ese tiempo que me queda, quiero que me permitas usarlo para amarte.
Que te permitas hacer uso de el para vivir el amor más lindo que existe.
Como alguna vez fue, como aunque no lo aceptes lo es en estos momentos, acéptalo y ser parte presente de él.
Ese amor que sin consciente me lleva a ti, y consciente también lo hace. Ese amor que mueve montañas. Ese amor que construyó mi camino hacia ti.
Tan divino y tan informal como te gusta, tan dulce y caluroso que te arropa en las noches de frio.

No se ocultará, en todo momento que pueda se hará presente. Tomo parte de mí y me gobierna, te conoce y te necesita. Te extraña a cada momento.
Lo extrañas también, y se nota. Me amas y lo sé.
Elijo tu nombre a cualquier otro. Tu compañía a cualquier otra.
Te elijo a vos por sobre todas las cosas.
Te necesito y me necesitas para ser feliz. Sé cómo hacerlo.
No te defraudare, me juego las manos y el alma por vos, sé que no será en vano.
El arriesga todo por vivir junto a ti.

No es solo una promesa, es una convicción. Es un pedido, doy todo por vos.
Solamente tengo una vida, y la empeñare a tu compañía.


L.B.

1 comentario: