jueves, 27 de enero de 2011

Verano latente...

Mirando por mi ventana, veo como las lágrimas del cielo se
escurren sobre ella
marcando una ruta que se ve dónde comienza pero no donde
termina.
Que hice para que todo lo celeste se tiña de gris a mi
despertar?
Los pájaros ya no vuelan tras mis pasos, se esconden en sus
nidos y se protegen de la tristeza del cielo.
Las personas al igual para no ser tocados por esta tristeza.
Será que el sufrimiento es contagioso y se le teme?
Cantando bajo la lluvia me dirijo a mi curro, con una
sonrisa característica de oreja a oreja.
Muy feliz por la vida que me busco vivir y por las personas
que intento tener a mi lado.
Sembrando cosas al pasar, veo los frutos a la vuelta.
Una ensalada de felicidad podría hacer con tantas cosas!!!
Y para endulzarla un poco de Grapa Miel en verano.
Rompo con ojos grandes el cielo y un grito de pasión y
recuerdos escucho, desde aquel día conocí la libertad.
Ahora es solo un leve recuerdo muy latente con ganas de
regresar.
Un cable al espacio es lo que te escribo, desperté
recordando hebras color negro en mi pecho y un cariño inmenso brota sin que lo
llame.
Sentimientos que afloran en mi ser, causados por cierta
pasión de verano con ganas que sean también de otoños, inviernos, primaveras y
nuevos veranos.
L.B.

1 comentario:

  1. Luquitas muy copado lo que escribis, te felicito. También te felcito como jugaste hoy jajajaja

    ResponderEliminar